¿Cómo perder peso sin volver a ganarlo?

Antes de iniciar un tratamiento para bajar de peso, debemos tener en cuenta algunas cosas sencillas que pueden ayudar a mantener la salud del organismo

Normalmente, cuando empezamos un tratamiento de adelgazamiento drástico, nos olvidamos de analizar si nuestro cuerpo sigue obteniendo los nutrientes que necesita de los alimentos. Esto puede afectar la salud de todo el cuerpo a largo plazo.

El peso corporal varía según la edad, la ingesta calórica y el grado de absorción de nutrientes en el cuerpo. Depende al mismo tiempo del nivel de actividad física realizada, del estado general de salud, pero también de factores económicos y sociales, como el lugar de trabajo. Una dieta ideal para mantener un peso corporal óptimo debe ser continua, fácil de seguir y baja en densidad energética.

Lo que debes tener en cuenta al iniciar una dieta para adelgazar:

  • Autocontrol del peso corporal, comprobando el peso al menos una vez por semana.
  • Supervisión médica para apoyo psicológico y retroalimentación positiva.
  • Consistencia en la ingesta de alimentos.
  • Observancia diaria del desayuno.
  • Comer alimentos con un bajo aporte de grasas.
  • Evitar el consumo de snacks poco saludables.
  • Actividad física intensa regular, preferiblemente diaria.
  • Hidratación frecuente, con un mínimo de 2 litros de líquidos al día.

Durante los períodos calurosos, la retención de agua puede ocurrir en mujeres mayores, con sobrepeso o embarazadas. Esta condición solo se puede tratar con la ayuda de suplementos que ayuden a eliminar el agua y las toxinas del cuerpo.

También hay situaciones en las que puede ocurrir una pérdida de peso inexplicable. Pueden ser causados por:

  • Abuso de sustancias tóxicas (alcohol, cocaína, etc.)
  • Enfermedad de Addison (insuficiencia suprarrenal)
  • enfermedad celíaca
  • enfermedad de Crohn
  • enfermedad de Parkinson
  • EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica)
  • cáncer
  • colitis ulcerosa (un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal)
  • demencia
  • depresión (trastorno depresivo mayor)
  • diabetes
  • hipercalcemia
  • hipertiroidismo
  • hipotiroidismo
  • VIH SIDA
  • insuficiencia cardiaca
  • drogas
  • cambios en la dieta o el apetito
  • problemas dentales
  • tuberculosis
  • trastorno alimentario: anorexia, bulimia
  • trastornos del gusto
  • trastornos del olfato
  • úlcera péptica

En estas situaciones, se debe prestar atención adicional a las curas que se pretenden seguir a largo plazo. Además, es necesario el asesoramiento de un especialista en este sentido.

¿Qué más te ayuda a adelgazar?

El extracto de diente  de león ayuda al bienestar gastrointestinal; apoya la digestión, ayuda al funcionamiento normal del estómago y el hígado, pero también desintoxica el cuerpo a través de la diuresis.

El extracto de ortiga  ayuda a drenar el cuerpo/eliminación renal de agua. Contribuye al funcionamiento normal de las vías urinarias.

El extracto de té verde  ayuda a mejorar el metabolismo y contribuye a la oxidación de grasas.

El extracto de solidago virgaurea (bazo)  ayuda a mantener la salud de la vejiga y del tracto urinario inferior.

El extracto de uva  tiene un papel beneficioso para la salud de la piel y tiene un papel antioxidante.

El extracto de enebro  contribuye al metabolismo de las grasas y los hidratos de carbono y ayuda a mantener una digestión saludable.

El extracto de cardo mariano favorece la circulación venosa.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto