¿Es saludable el aislado de proteína de soya?

Cualquiera que evite el consumo de carnes y alimentos de origen animal hoy en día puede equilibrar sus menús mucho más fácilmente que los vegetarianos y veganos hace unas décadas

El espectro de productos alimenticios y suplementos dietéticos disponibles, así como los estudios de los resultados de la investigación científica, permiten un ajuste muy preciso de la composición de los menús diarios a sus propias necesidades. Un perfecto ejemplo de ello son los preparados proteicos a base de proteína de soja, que enriquecen la dieta con aminoácidos esenciales.

Digestibilidad de proteínas vegetales y animales

Las proteínas de origen vegetal consumidas en su forma natural pueden, hasta cierto punto, sobrecargar el tracto digestivo. Imagínese el tiempo de digestión de una ración de 100 gramos de cuello de cerdo, que contiene 18 g de proteína y 14 g de grasa (alrededor de 205 kcal en total), con una porción equivalente de lentejas que aporta 24 g de proteína, pero también 60 g de hidratos de carbono y 9 g de fibra (total 350 kcal). Si bien para las personas con un estilo de vida sedentario y baja demanda de energía tal desproporción puede ser deseable, puede causar molestias gastrointestinales en todos los que practican deportes regularmente. Los suplementos proteicos que contienen aislado de proteína de soja vienen al rescate, entre otras cosas.

Valor del aislado de proteína de soja. ¿Por qué usar aislado de soya?

Los aislados de proteína de soya se encuentran entre los suplementos más populares entre vegetarianos y veganos. Se forman tras la separación de las proteínas de los copos de soja desgrasados, lo que elimina los hidratos de carbono y la fibra. Tal producto contiene un promedio de alrededor de 80 g de proteína, 6 g de carbohidratos y menos de 2 g de fibra y grasa. Se presenta en forma de polvo que se disuelve fácilmente en agua, leche o bebidas de origen vegetal. 

Se caracteriza por una buena digestibilidad y una rápida digestibilidad. Los aditivos aromatizantes permiten aumentar el atractivo sensorial de este tipo de preparación y hacen posible consumirlos tanto en forma de jeques como utilizarlos para preparar platos dulces (por ejemplo, gachas, panqueques) o postres (por ejemplo, helados, pasteles).

Seguridad de las proteínas de soja

El consumo de proteínas por parte de personas sanas y físicamente activas en la cantidad de 1,4 - 2,2 g por cada kilogramo de peso corporal se considera el más eficaz para mantener tanto la condición física como la salud. Las personas con una carga de trabajo físico excepcional y/o deportistas profesionales suelen llegar hasta los 3 g/kg de peso corporal, este límite se considera seguro y bien tolerado, pero superarlo no suele aportar beneficios adicionales.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto