Entrenamiento con pesas rusas: Todo lo que debes saber

Las pesas rusas son un boleto rápido para un físico envidiable. Con el mismo efecto de peso que las mancuernas, y siendo similares en beneficios cardiovasculares a los entrenamientos HIIT

Entrenamiento con pesas rusas: Todo lo que debes saber

Estas pesas en forma de bala de cañón desarrollan simultáneamente fuerza, resistencia, masa muscular y fuerza, para lograr resultados pesados.

Las pesas rusas están infrautilizadas y subestimadas por la mayoría de la comunidad de gimnasios, pero no se deje engañar por los hábitos de otras personas. 

Además, por ser compactas, adaptables y versátiles, las mancuernas Kettlebell son un equipo ideal para quienes se esfuerzan por hacer entrenamientos en casa.

Bueno, para convencerlo completamente, a continuación revisaremos los beneficios del entrenamiento con pesas rusas, abordaremos los ejercicios con pesas rusas más efectivos y los mejores entrenamientos para quemar grasa, desarrollar masa muscular y aumentar el nivel de condición física.

Beneficios del entrenamiento con pesas rusas

En el siglo XIX, los artistas de circo usaban pesas rusas (originalmente diseñadas para pesar cultivos) para mejorar su apariencia física, lo que gradualmente llevó a un aumento en la popularidad del entrenamiento con pesas rusas. Esto es lo que estos entrenamientos pueden hacer por ti.

Simplifica el método de entrenamiento

Debido a su diseño, las pesas rusas se encuentran entre las pesas más fáciles de mover y se pueden guardar fácilmente, tanto en el cobertizo del jardín o garaje, como en el maletero del coche o en un pequeño trastero de la casa.

No necesita nada más que una o dos pesas rusas en combinación con su propio peso corporal para entrenar de manera efectiva para obtener fuerza, masa muscular y una mejor condición física. Se adaptan a la fuerza personal y al nivel de condición física. 

Sustituye el entrenamiento cardiovascular

En general, los entrenamientos con pesas rusas utilizan un alto rango de repeticiones, lo que significa que trabajan más músculos al mismo tiempo. Si dicho entrenamiento se mantiene a un ritmo constante, puede proporcionar beneficios aeróbicos similares a los del entrenamiento HIIT.

En un estudio de 2010, los participantes que realizaron un entrenamiento rápido con pesas rusas de 20 minutos quemaron 13,6 calorías por minuto, el equivalente a correr 1,5 km en 6 minutos. Del mismo modo, hacer circuitos con pesas rusas tres veces por semana aumentará tu VO2 máximo en un 6 % en menos de un mes.

Desarrollar la fuerza de la cadena posterior

Los ejercicios como los columpios con pesas rusas pueden aumentar el ritmo cardíaco y quemar más grasa, pero cuando se trata de fortalecer la cadena posterior, los músculos de la parte posterior del cuerpo, son ideales. Además, por su forma y tamaño, trabajarán tus músculos de forma diferente a las barras y mancuernas.

Las mancuernas Kettlebell son las pesas ideales para desarrollar la cadena posterior, dicen los expertos en culturismo, y como estamos hablando de los músculos más grandes del cuerpo, también quemarás calorías.

Te hacen moverte mejor

Las pesas rusas son una herramienta increíblemente útil para aquellos que desean desarrollar su base de fuerza y movilidad, por lo que si tiene dificultades para realizar sentadillas traseras, por ejemplo, usar sentadillas de copa con pesas rusas es una buena manera de practicar la forma correcta con un ejercicio más seguro, que puedes actualizar más tarde, cuando ganes más fuerza.

Las pesas rusas te dan la oportunidad de moverte atléticamente, con resistencia adicional desde una variedad de ángulos y posiciones más desafiantes.

Aumenta tu rango de movimiento

La mayoría de los ejercicios con pesas rusas involucran varios planos de movimiento, desde columpios, prensas y caminar con una mancuerna en la mano, hasta movimientos más dinámicos, donde una mancuerna o una barra pueden ser más difíciles de usar.

Repara desequilibrios musculares

Muchos ejercicios con pesas rusas son unilaterales, lo que significa que usará solo un brazo o una pierna. Esto te da la oportunidad de entrenar ambas partes de tu cuerpo por igual, en lugar de depender de la parte más fuerte de tu cuerpo para realizar un movimiento.

Por lo tanto, podrá reparar sus puntos débiles y volverse más fuerte como un todo con el tiempo. Entrenar una extremidad a la vez también tiene un efecto beneficioso sobre el equilibrio, porque te verás obligado a estabilizarte para controlar el movimiento. Por ejemplo, los levantamientos por encima de la cabeza con un brazo lo obligan a estabilizar el tronco.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto