Los beneficios del entrenamiento con pesas

Entre las muchas respuestas fisiológicas que puede obtener al levantar pesas, hay muchos beneficios tanto para mujeres como para hombres. 

A continuación se presentan algunos de los beneficios que le ayudarán a llevar una vida más saludable.

1. Perder peso

Una cosa que aprendí de la información deportiva moderna es que cuando se trata de perder peso, el entrenamiento de fuerza es tan efectivo como el cardio.

Un entrenamiento con pesas realizado correctamente permitirá que el cuerpo utilice sus sistemas aeróbico y anaeróbico. Lo que significa que cuando haces entrenamiento de resistencia podrás quemar calorías de todas las reservas de energía (carbohidratos, azúcares y grasas) y al mismo tiempo entrenar grupos musculares bien establecidos para acumular masa muscular magra.

El entrenamiento de fuerza produce masa muscular magra. Y cuando comiences a acumular masa muscular magra, esto favorecerá una mayor pérdida de peso.

Cuando consume energía o alimentos, los músculos activos necesitarán calorías antes de que se almacenen en el cuerpo.

Los nuevos músculos te ayudan a perder kilos de más y estimulan tu metabolismo, haciéndolo funcionar más rápido. Además, la masa muscular magra puede quemar calorías incluso cuando estás en reposo, lo que significa una reducción adicional de la grasa corporal y una mejora en la pérdida de peso.

Por cada kilogramo de músculo que ganes, quemarás hasta 60-100 calorías adicionales por día.

2. Salud musculoesquelética

El sistema musculoesquelético está formado por los sistemas muscular y óseo. La función de este sistema es dar soporte a todo el cuerpo apoyando los huesos, músculos, tendones, ligamentos, articulaciones y órganos.

El entrenamiento con pesas puede reducir los síntomas de afecciones relacionadas con la salud musculoesquelética, lo que contribuye a la lubricación de las articulaciones y reduce el dolor y la rigidez de las articulaciones. También previene el estrés y los desequilibrios musculares.

Si entrenas correctamente tus músculos agonistas y antagonistas (grupos de músculos opuestos), podrás evitar posibles problemas biomecánicos que pueden derivar en trastornos óseos y de órganos.

Este aspecto es sumamente importante para una persona con un estilo de vida sedentario, que se sienta durante horas o que tiene malas posturas durante el día. El entrenamiento con pesas puede corregir una mala postura y desarrollar una espalda y un centro fuertes, lo que previene el dolor lumbar.

El entrenamiento con pesas para flexores de cadera y músculos posturales es fundamental para la salud musculoesquelética, teniendo la capacidad de evitar posibles complicaciones espinales o pélvicas.

El entrenamiento con pesas no solo fortalece los músculos, sino que también aumenta la densidad ósea, lo que reduce el riesgo de fracturas. También construye tejidos conectivos más fuertes y aumenta la estabilidad de las articulaciones, previniendo lesiones.

Para las mujeres, aumentar la densidad ósea y su importancia para la salud de la columna, junto con una cantidad adecuada de calcio en la dieta, puede ser la mejor arma contra la osteoporosis.

3. Mejora del bienestar, la confianza y la autoestima

La acumulación de masa muscular o el hecho de sentirse más débil puede mejorar el equilibrio físico y la fuerza funcional del cuerpo, pero igualmente importante es el hecho de que mejora la salud mental.

Si te ves y te sientes bien, recuperarás tus sentimientos de autoestima y confianza en ti mismo, lo que tendrá un impacto positivo muy importante en la salud social.

El entrenamiento con pesas también libera endorfinas responsables del bienestar en el cuerpo y aumenta los niveles de serotonina, haciéndote sentir más activo y productivo. Además, estos químicos responsables del bienestar también reducen el riesgo de depresión y ansiedad, mejoran el estado de ánimo y previenen el dolor.

Las mujeres que hacen entrenamiento de fuerza a menudo dicen que se sienten más seguras y capaces después del entrenamiento con pesas.

4. Rendimiento deportivo

Un cuerpo más fuerte es muy útil en cualquier deporte, mejorando la fuerza, la velocidad, la agilidad y la resistencia. El entrenamiento con pesas ayudará al cuerpo a adaptarse a algunas situaciones a las que tendrá que enfrentarse tanto en el deporte como en la vida cotidiana.

Los atletas de alto rendimiento que desean obtener excelentes resultados el día del partido o la competencia necesitan entrenamiento con pesas. En función del deporte que practiquen, deberán diseñar su programa de musculación de forma que reproduzcan los movimientos y trabajen los músculos que utilizarán.

Por ejemplo, un velocista de 100 metros necesitará realizar un programa de fuerza de piernas para obtener potencia explosiva. Un jugador de baloncesto deberá agregar un programa pliométrico a su régimen de entrenamiento para superar a su oponente.

Independientemente de tus habilidades, consulta con un entrenador experimentado y especializado en fuerza y acondicionamiento físico para llevar tu programa de entrenamiento de fuerza a un nivel competitivo.

5. Un corazón más sano

Aunque no hace falta decir que el entrenamiento cardiovascular es esencial para mantener una buena salud cardiovascular, la investigación también ha demostrado que el entrenamiento de fuerza también puede ayudar a fortalecer el corazón.

Aunque levantar pesas también puede ser un ejercicio cardiovascular efectivo, hay varias razones por las que el entrenamiento de resistencia puede mejorar la salud de su corazón.

El entrenamiento con pesas puede ayudar a mejorar la salud cardiovascular al reducir el colesterol malo y aumentar el colesterol bueno, lo que ayudará a disminuir la presión arterial.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto